lunes, septiembre 10, 2007

SÓLO QUE REGRESES...

Para todos los fines de semana que son inolvidables

Cuando no tienes dinero, siempre estás pensando en lo que harías si lo tuvieras. Sueñas con todas las cosas que podrías comprar, te imaginas realizando acciones que sin el dinero sería imposible e incluso te sientes generoso al imaginar a las personas que ayudarías si fueras rico.

Cuando eres pobre siempre te preguntas por qué eso te ocurrió a ti, por qué tú no tienes un pariente que te deje una enorme herencia o mínimo que te preste, y te repites continuamente por qué la suerte se empeña en darte esos embates, simplemente llegas a la conclusión que eres poco afortunado, alguien, no lo sabes, te echó la sal y estás en el hoyo, vives lamentándote.

También eres de las personas que juegas cada semana el melate, la lotería, los pronósticos y hasta el rasca y gana, no sabes en qué momento eso te cambiará la vida de la noche a la mañana, lo dicho, vives para ese instante, te vienes preparando cada minuto, cada hora y cada día para cuando el dinero llegue, cuando tengas una enorme casa, cuando tengas un carro de lujo, cuando comas abundantemente, cuando no te haga falta nada.

No te das cuenta de cómo la lluvia cae en tu cuerpo, lamentas que llueva y te mojes, no percibes la sonrisa de los niños ni la sonrisa de los demás que tratan de que tú sonrías, ni notas que alguien a tu lado se cansa en decirte que te necesita, ni que esa otra persona que ni te imaginas te desea o le gustaría estar contigo compartiendo miles de cosas. Tampoco sientes el sol en la cara, ni te alegras de que el viento agite tu cabello largo, que por cierto también quieres cortar, sólo te molesta el calor y sufres porque ese viento te hace cerrar los ojos…

Te sientes encerrado en todas partes y el universo te parece una caja de la que no puedes salir, en realidad no sabes que eres parte de la naturaleza y que en menos de un suspiro te habrás ido, que ya no estarás.

A veces yo me siento de esa manera, pero luego pasa algo y todo eso se borra, se diluye, se queda atrás, como ocurrió este fin de semana cuando escuchaba en la radio sobre el ganador del “premio gordo”, de esa persona que se hizo millonaria.

Estaba con mis dos hijos, entonces el mayor, Sian, a sus catorce años comentó que él quería sacarse la lotería y ganar mucho dinero.

Yo, con cierta molestia, le pregunté que si eso pasaba qué haría, cuál sería la primera cosa que compraría con esa fortuna.

Sin detenerse a pensar, de manera inmediata dijo algo que me dio justo aquí, en esa parte que está conectada con cada uno de mis sentidos, en realidad fue como una caricia interna que todavía me acompaña mientras escribo.

Fue instantáneo:

“Te traería de regreso acá”, sólo esas cinco palabras en su voz adolescente me hicieron que casi frenara el carro.

Porque ustedes ya saben que desde hace tiempo paso los días en Morelia, pero todas las noches mi corazón y mi mente viven en Irapuato, así como los fines de semana.

Ya lo saben.

8 Comentarios:

Blogger cieloazzul dice...

Puta madre.... se me hizo un nudo en la garganta...( Perdón mi querido Ce pero tenía que decirlo asi tal cual me salió)
Ufff....
Conforme te iba leyendo iba afirmando cada instante que nos coincide...
A veces vamos tan acelerados con las necesidades económicas que vamos perdiendo el verdadero sentido de la riqueza emocional y afectiva que representan nuestros amores...( familia)
Tu eres Afortunado mi niño, tienes un trabajo que por el momento de requiere de sacrificios, si, de estar lejos de la familia, de tus hijos, pero que te permitirá pronto establecer nueva calma, te permitirá más solvencia y sobre todo a valorar un poco más estos instantes en que reconoces lo Maravilloso que tienes que es tu familia gozando de salud y hogar...
ánimo mi niño...
La fortuna es mucho más que dinero...
Te abrazo y te quiero siempre:)

10:06 p. m.  
Anonymous niquelote dice...

mis dedos tiemblan..... el nudo no sólo fue en mi garganta...como que se me hizo nudo el cuerpo entero. De verdad estoy impresionado por las enseñanzas que nos dan nuestros hijos... la mía, de 1 añito con 4 meses.... no deja de darme lecciones día a día. A veces la estoy regañando, y corre a mí con los brazos abiertos, y me da un beso y me abraza y no me suelta, así cómo seguirla regañando... así no se puede. Que buen texto, y lo mejor, es que no es un cuento inventado como generalmente acostumbras, que también son extraordinarios, sino que son tan sólo esas 5 palabras que han hecho que los que las hemos leído, se nos haga ese nudo en la garganta, y en mi caso, derramar un par de lágrimas sin querer....

7:07 p. m.  
Blogger flor dice...

Ayy ce, es que sos un amor de persona!

Mirá, que la vida resulta tan breve y pequeña que a veces parece que nos alcanzan los dedos de las manos para contar las veces que nos sentimos plenos y felices. Y eso es tan ingrato de nuestra parte!

Acabas de inmortalizar en letras una de esas estrellas fugaces que hacen el cielo más bello ;)

Un abrazo ce, con todo mi afecto

12:40 p. m.  
Blogger Ce pequeño dice...

Mi Cielo, no tienes porqué disculparte, siempre he sabido agradecer una frase de esas que salen espontáneas y tienen una sonoridad especial que te hacen esbozar desde una sonrisa hasta una buena carcajada, y no sé, pero esas frases también tienen una voluptuosidad postprimaveral que no veas, pero igual soy yo.

Igual son los días lluviosos que no dejan de hacerte recordar, y que te facilitan cuando el dinero no es abundante seguir la marcha.

Te mando un gran abrazo con el mismo cariño de siempre.

*******

Amigo Niquelote, mi querido Niq, si a alguien le debo estar aquí es a ti, eso ni para que decírtelo, por eso me alegra tanto que de cuando en cuando te des tus descolgadas y aproveches, como lo haces siempre :D, de compartir tu amor y experiencia con esa pequeña ojos que tienes por hija.

Es verdad, las enseñanzas de los peques son invaluables y exactas, pero lo mejor, el único interés que tienen es el gran amor que sienten, que expresan y que nos hacen sentir por ellos.

*******

Querida Flor, que la transparente y hermosa siempre eres tú, con esa manera de expresarte, de hacer las cosas, que tu misma inocencia la reflejas en cada palabra.

Gracias por pensar eso de lo que escribo, qué más diera por que mis letras brillaran como las estrellas e iluminaran el camino de quienes aún confían en ellas para guiarse.

Eso sería genial.

Recibe también una abrazo con todo mi afecto.

8:29 p. m.  
Blogger MarthaX dice...

Que él sea capaz de seguir expresando amor, cariño y respeto por su padre, híjole, significa que has estado haciendo un buen trabajo. ;-)
Leer esto me vuelve a remover el gusanito de la sensibilidad respecto a la riqueza... El fin de semana vi (otra vez) la película de "Gandhi", agh, aún no me recupero. Siento que es una feliz coincidencia tal evento y tu maravilloso post. Un abrazo y un beso, mi querido Ce.

6:27 a. m.  
Blogger flor dice...

Dónde estás amigo cé? Viviendo?

Te recuerdo.

1:53 p. m.  
Blogger Ce pequeño dice...

Mi querida Martrix:

En verdad que no sé si mi papel sea bueno o malo, una cosa sí te digo, lo hago con todo el corazón y no como chamba extra, al contrario, es parte de mí, y es cierto, la recompensa la recibo todos los días, la recibo siempre.

Gracias por todo, y por lo que piensas.

*****

Florecita, yo también te recuerdo, en todo caso sobrevivo, espero aguantar todavía un poco más.

3:25 p. m.  
Anonymous eduardo dice...

yo se que a pasado mucho tiempo, posiblemente ya forme parte de un recuerdo de amistad, los caminos son distintos pero hoy que he sabido de ti no me gustaria decirte que me da gusto saber que aùn haces lo que lo que te propusiste, y que me gustaria poder contactarte si aùn la memoria nos alcanza.
atte. eduardo garcia o.
ego.00@hotmail.com.mx

11:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home